Docentes son víctimas del crimen organizado en Veracruz

Por Irineo Pérez Melo*

Entre el magisterio estatal veracruzano se encuentran en situación de riesgo, por los secuestros, extorciones y amenazas que reciben de los delincuentes, y como no se presentan denuncias, la autoridad del ramo no reconoce que los docentes son víctimas del crimen organizado.

Esto lo señaló Mario Hernández Sánchez, secretario general de la Sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quien aseguró que los maestros agremiados a esta organización de todo el estado siguen padeciendo de la acción de los delincuentes.

Entrevistado a su arribo a las instalaciones del Palacio Legislativo para asistir a la comparecencia del Secretario de Educación Pública, como parte de la glosa del Primer Informe del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, para ampliar o detallar algunos aspectos de ese documento, el dirigente magisterial dijo desconocer el número de casos que se han presentado.

Sin embargo, sostuvo que hay constancia de que son muchos, pero la mayor parte de los maestros no presentan denuncias de lo que les sucede a manos de la delincuencia organizada. Tienen temor que al hacerlo la situación empeore para ellos y sus familias, lo cual ocasiona que no sepamos con exactitud cuántos hay en este momento en esa situación.

Sostuvo que debido a esa situación, se le ha pedido a los docentes que sí son víctimas de un hecho delictivo, lo hagan saber directamente a la organización  magisterial para que de ahí se presente la denuncia correspondiente.

Sin embargo, reconoció que es tanto el riesgo que los profesores sienten que prefieren mantener en silencio lo que les pasa, situación que propicie el no reconocimiento, por parte de la autoridad que el sector magisterial sea víctima de la delincuencia organizada, aún cuando mucho de los casos se han denunciado mediáticamente.

Hizo hincapié de que son muchos los docentes que se encuentran en situación de riesgo, por lo que insistió en que las autoridades correspondientes, deben establecer los mecanismos para garantizar la seguridad a los agremiados.

“La inseguridad es una situación que afecta mucho a los profesores de todo el estado, pero también a los integrantes de la sociedad. En el caso del magisterio, la Sección56 del SNTE ha hecho varios llamados a las autoridades con la finalidad de que se haga el mínimo esfuerzo para asegurar que los trabajadores de la educación puedan estar seguros en sus lugares de trabajo”, concluyó.

*Colaboración.

Comments

comments