Migraña

Por Abigail Bello Gallardo*

El dolor de cabeza o cefalalgia es un síntoma por el que muchas personas acuden a consulta médica.

Para tener una idea más precisa, existen más de 300 enfermedades que pueden producir cefalalgia o dolor de cabeza (http://www.bvs.sld.cu/revistas/med/vol40_1_01/med08101.htm ).

La migraña es un tipo de dolor de cabeza y es una enfermedad neurológica que aqueja a alrededor del 16% de los mexicanos, principalmente a mujeres —en una relación de dos a uno— https://www.clikisalud.net/migrana-aqueja-16-mexicanos/

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 30% de la población general de 18 a 65 años de edad ha padecido migraña.

La migraña es un dolor de cabeza frecuente, que se presenta casi siempre en la mitad de la cara y cabeza.

Si bien el estrés es un factor determinante para sufrir migraña, son múltiples los agentes que intervienen, así como las causas hereditarias y la hiperexcitabilidad cerebral.

El estrés debido al trabajo es la principal causa de migraña en los mexicanos (https://www.clikisalud.net/migrana-aqueja-16-mexicanos/).

El alcohol, la ansiedad, ciertos olores o perfumes, algunos alimentos, ruidos fuertes o luces brillantes y el tabaquismo pueden desencadenar la migraña, entre muchos otros factores.

Síntomas
El dolor es característicamente intenso, puede ser sordo o agudo, asociarse con falta de apetito, desequilibrios, náusea o vómito, intolerancia a la luz o al ruido y visión borrosa o ceguera transitoria, zumbidos de oídos, adormecimiento alrededor de la boca o extremidades y/o estado de confusión. Puede durar algunas horas o a veces días (http://www.medicasur.com.mx/es/ms/ms_neu_Migrana).

Los pacientes con migraña casi siempre presentan aura (síntomas que “presagian o anuncian” que el dolor de cabeza va a empezar), y puede ir acompañada de irritabilidad, cansancio sin causa aparente, zumbidos, no poder hablar o no comprender lo que se les dice, parálisis facial que llega a afectar un brazo y una pierna del mismo lado del cuerpo y que generalmente es temporal; hormigueo y entumecimiento de la cabeza o de alguna parte del cuerpo, pérdida de conocimiento; depresión o sentimiento de tristeza con o sin violencia.

También pueden presentar:

Caída del párpado superior, congestión o escurrimiento nasal, enrojecimiento o lagrimeo del ojo e inflamación de la cara. Ésta es la llamada migraña ocular, migraña oftálmica, migraña oftalmopléjica o migraña retiniana que generalmente se localiza en un lado de la cabeza o alrededor del ojo (https://www.clinicabaviera.com/migrana-ocular-oftalmica).

Los pacientes con una crisis de migraña pueden buscar de manera urgente un ambiente oscuro, tranquilo y frío, con tendencia inevitable a dormir durante el dolor.

Pueden padecer una conducta de pánico, lamentos con sollozos, llanto o arrebatos de enojo. También pueden presentar incapacidad para trabajar y para continuar con su vida cotidiana.

Después de un período agudo de dolor por migraña, sobreviene un período de embotamiento mental, cansancio y somnolencia, parecido al que se observa después de una crisis convulsiva o epiléptica.

Muchos pacientes con migraña pueden sufrir uno o más padecimientos psicológicos o psiquiátricos que acompañan a la migraña. De estos padecimientos, los más frecuentes son:

Depresión, alteración del sueño, trastornos obsesivo-compulsivos (por ejemplo, revisar y volver a revisar acciones como apagar las luces, cerrar la puerta con llave, conteo excesivo, miedo exagerado a los gérmenes, lavarse las manos de manera repetitiva para protegerse de infecciones); enfermedad bipolar (cambio de carácter muy brusco y frecuente, sin causa aparente), epilepsia o “ataques”, trastornos de personalidad, ataques de pánico y ansiedad, tendencia a depender de medicamentos u otras sustancias.

La migraña en sí misma puede ser un riesgo para padecer apoplejía o derrame cerebral y causar infarto cerebral y con ello la muerte.

El médico especialista en diagnosticar la migraña es el neurólogo, quien en su caso enviará al paciente con otro especialista, para tratar de manera conjunta al paciente.

El anestesiólogo, especialista en algología, es el adecuado para quitar todo tipo de dolor, una vez que sea diagnosticada y controlada la enfermedad que causa el dolor.

Tratamiento
No existe una cura específica para la migraña. El tratamiento varía entre una persona y otra. No se automedique.

Se recomienda dar masajes circulares sobre la zona afectada, aplicar hielo, permanecer en un lugar oscuro y silencioso, con los ojos cerrados (puede producir efecto calmante), descansar, relajarse y dormir.

Generalmente se indican medicamentos para quitar la náusea o el vómito, algún sedante (para causar calma, relajación y disminución de la ansiedad), y medicamentos para quitar el dolor, antidepresivos, medicinas para la presión arterial y anticonvulsivos, entre otros.

También se pueden recetar aerosoles nasales, supositorios o inyecciones.

Los adultos que no toleran muy bien los medicamentos para la migraña podrían encontrar alivio en un dispositivo de prescripción médica como el estimulador magnético transcraneal Cerena y el dispositivo de neuroestimulación eléctrica transcutánea Cefaly (https://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ConsumerUpdatesEnEspanol/ucm414913.htm).

Prevención
-Se recomienda evitar o controlar el estrés (tensión familiar, laboral, económica, etcétera), ya sea por medio de técnicas de relajación o con la ayuda de un psicólogo o un psicoterapeuta.

-No exponerse a fatiga excesiva, a largos viajes, a cambios bruscos de temperatura y a golpes en la cabeza.

-No comer principalmente alimentos lácteos (leche, quesos curados o los añejados, yogurt), cítricos (limón, mandarinas y naranjas, entre otros), alimentos procesados como los embutidos (salchichas, salami, pepperoni, mortadela, etcétera), y bebidas alcohólicas sobre todo vino tinto, cerveza y champagne; carnes curadas y ahumadas, hígados de pollo; chocolate, nueces, cacahuates, exceso de café, algunos tes; cebolla, higos, aguacate y plátano, entre muchos otros.

-Evite el tabaco.

-En la medida de lo posible no ingiera levaduras, aderezos y colorantes artificiales.

También debe evitarse pasar tiempo excesivo frente a la computadora, juegos de video, cine, etcétera.

-Se aconseja sentarse correctamente, teniendo recta la espalda, recargada en el respaldo de su silla o sillón.

-Realice ejercicio físico para mantenerse dentro de su peso adecuado (http://salud.uncomo.com/articulo/como-evitar-la-migrana-3759.html).

-Practicar actividad física diaria o alguna técnica de relajación puede reducir el estrés y con ello la migraña.

-Debe evitar trasnochar y los ruidos fuertes.

Como siempre, insisto en la imperiosa necesidad de que las instituciones de salud federales, estatales y municipales informen a la población de manera sencilla, breve y frecuente acerca de las enfermedades y cómo prevenirlas o controlarlas, a través de todos los medios de comunicación masivos; además de promover políticas públicas adecuadas para lograr la eficiente prevención y control de las enfermedades o de sus complicaciones.

Comments

comments