Tecnología robótica reduce tiempos para rehabilitación física

  • En México existen cerca de seis millones de personas con algún tipo de incapacidad

 

Oscar Osvaldo Sandoval González

 

Por José Luis Couttolenc Soto*  La aplicación de la tecnología robótica activa y pasiva enfocada al tratamiento de diferentes lesiones en hombros, codos y otras extremidades del cuerpo humano, ayuda a reducir de un 20 a 30 por ciento los tiempos de rehabilitación, además de hacer las rutinas con precisión, afirmó el doctor en Robótica Perceptual, Oscar Osvaldo Sandoval González.

El profesor investigador del Instituto Tecnológico de Orizaba (ITO) participó el viernes 18 de agosto en la Expo Robots @ USBI, organizada por el Centro de Investigación en Inteligencia Artificial de la Universidad Veracruzana (UV). Dijo que en la actualidad se ve a la robótica clásica como una rama que sustituye el trabajo realizado por los humanos; sin embargo, esta tecnología cuenta con un área inmensa de aplicación en donde se encuentra la robótica móvil.

Agregó que en México existen cerca de seis millones de personas que padecen algún tipo de incapacidad y a pesar de que se cuenta con centros de rehabilitación física, se requiere de sistemas más eficientes para garantizar los tratamientos que allí se ofrecen; es en ese punto donde la robótica juega un papel importante al reducir tiempos y rutinas físicas.

Sandoval González, quien obtuvo su doctorado en la Scuola Superiore Sant’anna di’ Studi Universitari e di Perfezionamento, en Pisa, Italia, precisó que en una rehabilitación convencional el fisioterapeuta aplica rutinas de rehabilitación con ejercicios de flexión y extensión –en ocasiones durante varios meses–, pero desconoce cuántos grados está flexionando una articulación, cuántos grados está extendiendo y qué fuerza está aplicando, sólo “lo hace a ojo de buen cubero”.

En cambio, subrayó, un robot elimina esos probables errores, puesto que previamente se le carga una rutina de determinada rehabilitación, el grado de flexibilidad y extensión necesaria, velocidad, precisión y número de rutinas, proceso que puede ser controlado por un terapeuta puesto que se trata de un robot.

Otra ventaja de este sistema es que mientras las sesiones de rehabilitación en muchas ocasiones son dolorosas y aburridas, ocasionando deserción y que la recuperación disminuya a un 60 o 70 por ciento, esta situación se busca cubrir con técnicas de realidad virtual a través de videojuegos, en donde el paciente se rehabilita al tiempo que juega con el sistema ejecutando movimientos repetitivos.

El profesor investigador reconoció que en la actualidad este tipo de tratamientos tienen un alto costo y está fuera del alcance de miles de personas, por lo que en México se inició el estudio de cómo abaratar equipos que permitan dar los mismos tratamientos pero a menor costo.

Para ello, investigadores ya trabajan en la creación de plataformas de bajo costo –que se encuentran en evaluación médica– y se espera que una vez aprobadas se puedan comercializar e integrarlas a instituciones públicas de salud y rehabilitación.

En esta red de investigación participan la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), el Instituto Tecnológico de Irapuato (ITI), el Instituto Tecnológico de Orizaba (ITO) y Pisa Robotics, de Pisa, Italia, y están en pláticas con autoridades de la UV con la finalidad de que se incorporen lo antes posible. Colaboración*

 

Comments

comments