Vida nueva a la educación vieja

Sin Recreo    1 abril, 2016    Comentarios desactivados en Vida nueva a la educación vieja

Vida nueva a la educación vieja
Por René Sánchez García.

Con el título general de Claves para revitalizar la educación, el más reciente número de la revista mensual Este País: Tendencias y Opiniones ( México, No. 295, Noviembre de 2015), publica cinco magníficos ensayos que versan sobre la problemática educativa nacional, con el fin de que tanto los gobiernos nacionales, las autoridades educativas, los empresarios, los profesores, los alumnos y la sociedad civil, tomen conciencia de la importancia de mejorar todos y cada uno de los procesos que intervienen desde la planeación hasta la evaluación educativa.

En el primero de ellos: “La evaluación de los aprendizajes en la Educación Media Superior”, Rodolfo Tuirán y Daniel Hernández, ambos funcionarios de la SEP, señalan que este trabajo constituye un análisis balanceado de los estudiantes mexicanos de bachillerato. Con base en los resultados de pruebas estandarizadas, reconocen deficiencias importantes, destacan diferencias en las aptitudes de acuerdo con ciertas variables –como el tamaño de las escuelas, los horarios de clase o la ubicación de los planteles- y proponen medidas para lograr mejoras sustanciales y eficaces a corto plazo.

En el siguiente que se titula “Hacia un juramento docente”, elaborado por Pablo Boullosa, escritor y conductor de televisor, quien parte de la desvalorización actual de los profesores a partir del gobierno de Peña Nieto y su reforma educativa, para mencionar que “médicos y maestros tienen a su cargo algunos de los más preciados bienes ajenos: la salud física y mental, el desarrollo intelectual y espiritual. Por ello, si en virtud del valor de la asignatura, los médicos asumen públicamente una serie de compromisos éticos, ¿no deberían hacerlo también los maestros?”. Así, propone 10 puntos que todo profesor debería jurar antes de su primera incursión en el aula, tal y como los médicos lo hacen recordando a Hipócrates. Si bien suena sano el decálogo, suena bastante utópico su aplicación.

El tercero de los trabajo lleva por título: “Educación universitaria ¿camino hacia el progreso?, de Balám Barceló, investigador en el IMCO, quien dice que en un país como el nuestro, los estudios de licenciatura no necesariamente aseguran la obtención de un buen trabajo. Tampoco garantízan que el titulado cuente con las habilidades que buscan los empleadores. Las carreras técnicas son una buena alternativa para muchos jóvenes y para la economía mexicana. Propone una revisión de los planes de estudio de las universidades públicas a fin de que puedan ofrecer a la par carreras universitarias y técnicas, mediante un sistema de acreditaciones y especializaciones laborales, que es lo que la economía y el mercado laborar requieren en este momento tan coyuntural por la baja de los precios del crudo a nivel internacional.

El otro trabajo es: “Satisfacción ciudadana con la educación pública” de Alejandro Moreno y Yuritzi Mendizábal, ambos profesores del ITAM. Mencionan que en la mayoría de los medios de comunicación hay una percepción negativa de nuestro sistema educativo nacional. La opinión de la sociedad en general, sin embargo, es otra. Son los resultados de una encuesta aplicada en varios países latinoamericanos y en México, donde la insatisfacción de los ciudadanos aumenta conforme avanza el nivel de escolaridad de la educación pública de los educandos. Lo que significa que en el nivel superior se encuentran los mayores índices de poca credibilidad y satisfacción en la educación que se imparte.

Por último, el quinto se llama “La brecha educativa entre entidades”, elaborado por la redacción de Este País. Se trata de una serie de resultados estadísticos presentados con gráficas a color, donde se señalan dos asuntos bien importantes: a). El promedio de escolaridad de algunas entidades y posiciones que están ocupan entre las 32 de la República, y b). El porcentaje de analfabetismo en algunas entidades y posiciones que estas ocupan entre las 32 de la República. Datos numéricos fríos que podrían ser de gran ayuda para la planeación educativa de todos y cada uno de los estados para el ciclo 2015-20l6.

Queda entonces pendiente realizar la lectura de estos materiales para formarse una opinión distinta de la problemática educativa nacional.

[email protected]

Comments

comments