Xalapa y Poesía en rotación como propuesta educativa

Por Sandra Ortiz Martínez y Artemio Ríos Rivera* 

Y que la poesía es el arma,

es la llave para abrir esa puerta de la lengua

para la escritura y el pensamiento.

Yo estoy absolutamente convencida de que si

les diéramos más poesía a los niños, el mundo cambiaría

María Barandas

 

El pasado martes 11 de septiembre de 2017, presentamos este documento como ponencia en la mesa: Diálogos ciudadanos: Para que Xalapa vuelva a florecer, en el eje temático: Política social, para el Tema: Educación, arte y cultura. Estos foros han sido convocados por la comuna que entrará en funciones en el próximo periodo de administración pública municipal en la capital del estado de Veracruz. Aquí lo compartimos con los amables lectores de la Revista Sin Recreo.

Históricamente, la capital del Estado de Veracruz ha sido cuna de la promoción cultural, la educación y la creación artística, en los últimos años han decaído las actividades que por mucho tiempo le dieron ese carácter; en el mejor de los casos se han realizado esfuerzos de mediano aliento, pero con poco apoyo institucional. Muchas de las veces han sido grupos de la sociedad civil quienes se han echado a cuestas esta tarea. Es necesario que Xalapa vuelva a florecer y que florezca para todos.

En el caso específico de la promoción de la lectura y el acercamiento a la creación artística a partir de la escritura, podemos afirmar que ha sido una actividad prohibitiva para los sectores más desfavorecidos de la sociedad, o de quienes no tienen un entorno cultural favorable en su casa y barrio; por lo que muchas de las ofertas culturales les son lejanas y ajenas.

Claro, es preciso reconocer que existen actividades relevantes y loables que promueven el consumo y la creación en la cultura y las artes, aunque ellas se realizan en espacios como la Galería de Arte Contemporáneo, el Ágora de la ciudad, la Casa del Lago u otro espacio parecido. Dichos espacios son los adecuados para la realización de actividades que requieren de una escucha atenta, aunque su ubicación está concentrada en la zona centro de la ciudad y el acceso, aunque en muchos casos es libre, depende de la cercanía y conocimiento que de por sí tiene el público con los espacios, la cultura y el arte.

Poesía en Rotación surge como una respuesta a la falta de actividades culturales en las colonias y barrios periféricos de Xalapa y sus alrededores.  Poesía en Rotación es un ejercicio de lectura de textos poéticos en lugares abiertos para un público libre: parques, mercados, atrios de las iglesias, entre otros. Sin embargo, no excluye el trabajo en espacios cerrados y con público cautivo.

Hay voces que nos han dicho que la poesía nos permite comprender y mirar la realidad de forma distinta, que usar el lenguaje figurado nos permite aproximarnos al mundo y a nosotros mismos de una manera alternativa, con sentidos nuevos. El epígrafe con el que abrimos este texto nos invita a pensar en que los textos poéticos tienen capacidad de formar mejores personas, nos invita a ofrecerla en mayor cantidad a los niños, podemos decir que a todas las personas. ¿Cómo es posible que la poesía nos permita comprender la realidad de distinta y mejor manera?, ¿por qué podemos ser mejores personas con más poesía?

En la poesía, como en otros géneros literarios, el sujeto existe de manera plena (aún cuando se desprenda de sí mismo para convertirse en un recurso discursivo como narrador o voz poética), los contenidos que nos proponen no están libres de afecto y emoción; en ellos el contenido expresa la contradicción, esa es su definición. El contenido en un poema queda abierto, nunca es acabado; se abre a la incertidumbre y al diálogo: a la propuesta inacabada de la voz poética la complementan otras voces, la de sus lectores. La del receptor que renueva el poema y matiza la interpretación de acuerdo a su tiempo, su momento y su ser en sí y para sí.

Efraín Bartolomé nos dice en uno de los versos de “Cartas desde Bonampak”: Hoy desperté con una sensación de tibia soledad, ¿cuántas veces, en diferentes etapas y momentos que vivimos, quisiéramos cambiar una soledad fría por una de mejor temperatura, una en donde se pueda habitar? ¿A cuántos jóvenes, a cuántas personas serviría saber que sentirse solo puede ser también tibio, acogedor? 

La lectura y la escritura de textos poéticos debe ser una actividad frecuente, ojalá cotidiana, para todos los niños, jóvenes y adultos; para aquellos que viven en familias que los protegen y les procuran condiciones de salud emocional e intelectual y, sobre todo, para aquellos con los que intuimos no gozan de un ambiente que los arrope, que viven en un ambiente hostil que les exige mayor fortaleza y herramientas para comprender y enfrentar situaciones difíciles.

Los chicos, todas las personas, no deben aprender a usar armas de fuego y tenerlas en sus manos, deben aprender a usar armas como la metáfora, que les permitan comprender y transformar el sentido de la realidad cuando ésta no sea la que ellos quieren y necesitan para crecer como personas. 

Por ello, Poesía en Rotación, intenta hacer llegar el beneficio y gozo de leer poesía a personas que no tienen condiciones para hacerlo. La invitación se hace a través de un ejercicio que implica involucrar en la lectura al público participante, prestando libros con textos seleccionados exprofeso, para que el público lea un texto corto en silencio, comparta con alguien cercano, se le asesore en la comprensión del texto y se prepare para leer en público ante el micrófono. Además, seguirá la lectura de los otros textos que sean leídos por los demás participantes. La actividad tiene una duración aproximada de 70 minutos, la mitad del tiempo se destina a la lectura que realiza el público, la otra mitad para que los promotores lean textos seleccionados. Al final de la sesión de Poesía en Rotación, de 20 a 30 de los participantes habrán leído un libro completo de poesía sin proponérselo.

Por otra parte, Poesía en Rotación puede trabajar con docentes de educación media para promover entre ellos el aprendizaje de estrategias didácticas para promover la lectura y escritura de poesía con sus alumnos. También puede trabajar directamente con adolescentes de educación media para promover entre ellos la lectura, escritura y publicación de sus textos en medios electrónicos. En este caso, la ventaja es que se desarrollan actividades que permiten a las personas ensayar escritos de creación propia.

Una posible vertiente en el área de escritura, es el trabajo con grupos de población específicos, conformados por una categoría particular: jóvenes, mujeres, hombres, adultos mayores, etcétera; quienes convocados por una razón común, encuentren en la escritura de poesía una posibilidad de explorar temas y tópicos cercanos, quizá problemáticos. 

Para cerrar es importante señalar que el Colectivo base de Poesía en Rotación está conformado por: Artemio Ríos Rivera, Sandra Ortiz Martínez, Alberto Arellano Mariano (Majloc Demon) y Lucía Durán Martínez.

Comments

comments